Han llegado los juguetes de madera!

DSCF6518

Traemos a La fruslería los materiales de valor educativo, inspirados en las bases de la pedagogía Waldorf, e influenciados por los principios educativos Montessori y Reggio Emilia. Productos que pretenden estimular las percepciones sensoriales a través de las formas, las texturas, los colores, etc., de distintas maneras.

 

Se utiliza  la madera porque se trata de un elemento natural noble, moldeable y resistente, con unas cualidades y características particulares, según la variedad concreta. La madera nos ofrece la posibilidad de explorar una parte de la naturaleza dentro de nuestro propio hogar. El hecho de utilizar una gama amplia de colores que estimulan el sentido de la vista, nos evoca los diferentes matices existentes en la naturaleza. Los juguetes de madera nos permiten conocer diferentes texturas a través del sentido del tacto y la vista.

Por ejemplo, podemos observar y acariciar las huellas que el paso del tiempo dejó impregnadas en el árbol en forma de vetas y nudos. A través del sentido del olfato podemos percibir el aroma característico de cada variedad de madera. El sentido del oído nos permite apreciar los diferentes y característicos sonidos al tocarla o golpearla. En definitiva, la madera es un material que fomenta experiencias de una gran riqueza multisensorial.

Cada pieza es única, como lo es cada elemento de la naturaleza. El hecho de ser productos artesanos, que se realizan uno a uno con dedicación y esmero, hacen que cada uno de ellos tenga el carácter especial de “lo hecho a mano”. Queremos resaltar el valor de lo artesanal, también como principio educativo y motor de inspiración creativa. En definitiva, queremos fomentar el juego libre, la experimentación del mundo y el aprendizaje a lo largo de la vida.

En realidad, los juguetes de madera van dirigidos a personas de cualquier edad. Es importante que tanto los niñ@s como l@s adult@s experimentemos momentos de desarrollo creativo. El hecho de desconectarse por un tiempo del pensamiento lineal y dejarse llevar hacia un estado en el que no nos regimos por una lógica estricta, es sumamente beneficioso para nuestra salud. La sencillez de crear pequeñas obras de arte junto con nuestr@s pequeñ@s, o incluso solos, nos ayuda a salir de las rutinas diarias, desviar nuestros pensamientos hacia otras direcciones y a sentirnos reconfortados internamente.

 

Comparte
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies